Artículo

Inversiones alternativas. ¿Qué son y como pueden ayudar en nuestra cartera de inversión?

BBVA AM España

14 de julio de 2020

Las inversiones alternativas tienen baja correlación con los mercados, lo que les convierte en una herramienta que puede ayudar a mejorar la diversificación, reducir la volatilidad e incrementar la rentabilidad de una cartera.

Lo primero que tenemos que saber es que existen dos grandes grupos. Uno, que invierte en activos tradicionales mediante el uso de métodos no tradicionales, conocido como Hedge Fund. Y otro,  que invierte en activos no tradicionales, conocido como Capital Privado.                                                                                             

Hedge Funds

Se caracterizan por realizar operaciones apalancadas, poder operar en ambas direcciones de mercado (largo o corto) y ser de una naturaleza muy variada.

Se divide en tres subgrupos

  1. Valor relativo: son estrategias que buscan fallos de valoración de los distintos activos financieros, comparando el valor teórico calculado con análisis cuantitativo o fundamental  con el precio del activo.  El objeto es  obtener rentabilidad evitando el riesgo sistemático del mercado. Entre ellas están el  Arbitraje de Convertibles, Arbitraje de renta fija y Neutral de renta variable.
  2. Event Driven ( Hechos relevantes): son estrategias que  tratan de aprovechar hechos extraordinarios de la vida de las empresas, como operaciones de fusión y adquisición, liquidación o suspensión de pagos  y reestructuraciones.  Entre ellas están el  arbitraje de riesgo y Distressed Securities (activos en dificultades)
  3. Oportunistas: entre ellos encontramos:
    • Macro Global : estrategia basada en un análisis macroeconómico y el impacto de las principales variables sobre los diferentes mercados financieros. Con el fin de adelantarse a una posible tendencia del mercado y entrar en ella desde el principio.
    • Bajistas: estrategia basada en la venta de activos en descubierto para volver a comprarlos más baratos.
    • Largos y cortos: estrategia que toma posiciones largas en los activos de renta fija o variable infravalorados y cortas en los sobrevalorados.
    • CTA: estrategia  que utiliza la negociación sistemática, el seguimiento de tendencias,  tras analizar el riesgo idiosincrático de un sector o grupo de compañías, para realizar una buena diversificación y tratar de anularlo.

Fondos de Capital Privado

Presentan una serie de ventajas frente a los activos tradicionales, como son:

  • Estar orientados a obtener retornos absolutos independientes de la evolución de los mercados
  • Facilitar la inversión en compañías de menor capitalización no cotizadas.
  • Presentar una elevada alineación de intereses entre inversores y dirección de la compañía, dado el alto grado de implicación en la propia dirección o en los planes estratégicos a desarrollar.
  • Tener una dimensión socialmente responsable en tanto que fomentan la innovación y la actividad emprendedora e impulsan las mejores prácticas en materia medioambiental, social y de gobierno corporativo.

Se dividen en cuatro subgrupos:

  1. Infraestructuras: Inversión en un conjunto de estructuras físicas y servicios esenciales como carreteras, puentes, aeropuertos, torres de comunicación, etc. que facilitan un funcionamiento ordenado de la sociedad. Se trata de inversiones a  largo plazo con flujos de caja estables y predecibles, en un sector con importantes barreras de entrada y muy regulado. Permite realizar una importante diversificación geográfica y sectorial.
  2. Real Estate (Activos reales): Inversión en activos inmobiliarios destinados al alquiler o venta a terceros en un determinado tiempo.  Con dos fuentes de rentabilidad, las rentas del alquiler y la revalorización de los inmuebles. La localización de los activos es el factor clave en el éxito de estas inversiones.
  3. Deuda Privada: Consiste en la financiación por parte de entidades no bancarias de pequeñas y medianas compañías. La finalidad es acometer proyectos de crecimiento vía incremento de negocio, adquisiciones o refinanciar deuda ya existente.  Es una estrategia pasiva, ya que el prestamista no participa activamente en el crecimiento y transformación de las compañías. Se trata de deuda senior en la mayoría de los casos, con cupón variable (no implica riesgo de interés), con un potencial de rentabilidad mayor a la deuda tradicional derivado de la iliquidez y rating inferior de las compañías en las que invierte).  Es muy importante el control y la gestión de los posibles impagos.
  4. Capital Riesgo ( “Private Equity”): Consiste en la adquisición de compañías no cotizadas o cotizadas que se excluyen de cotización para participar en  o proponer planes estratégicos destinados a aumentar su valor, vía crecimiento de EBITDA, reducción de deuda o expansión de múltiplo. Se trata de inversiones ilíquidas, con una vida media de 10 años, que suelen generar retorno a partir del cuarto año de inversión mediante la venta de  las compañías o la participación en las mismas.

Como acabamos de ver existe una gran variedad de soluciones de inversión alternativa, con características diversas. Por lo que podríamos afirmar que su atributo fundamental  es la baja correlación con lo mercados tradicionales y el acceso a ideas de inversión  distintas y difícilmente alcanzables por otra vía.

En definitiva, son un complemento perfecto para completar una cartera construida con activos tradicionales. Particularmente, en un entorno de mercado complicado,  con tipos  de interés deprimidos, por su capacidad para explotar las ineficiencias de los mercados o buscar oportunidades de inversión con visión de largo plazo en compañías no cotizadas, infraestructuras o inmuebles,… con el objetivo de generar un plus de rentabilidad des correlacionado  con la inversión tradicional.

Rentabilidades pasadas no garantizan rendimientos futuros.
Como en cualquier otro producto de inversión, invertir en fondos y/o planes de pensiones implica asumir un determinado nivel de riesgo. Cada fondo/plan de pensiones, en función de sus características específicas y de los activos en los que invierte, implica un nivel de riesgo y, en todo caso, la posibilidad de incurrir en pérdidas sobre el capital invertido. Puedes consultar los riesgos específicos de cada vehículo en el folleto disponible en www.bbvaassetmanagement.com

La lectura de este artículo, junto con Inversión en capital riesgo y Fondo de Fondos de Capital Riesgo, será válido por 1 hora de formación continua para la recertificación EIA, EIP, EFA, EFP, CFA y CAd. Puedes encontrar el test en la página de EFPA España y en la página de CFA Society Spain.