Artículo

¿Que es una cartera gestionada y en qué se diferencia de un fondo de inversión?

BBVA AM España

21 de mayo de 2020

Las carteras gestionadas, también llamadas carteras discrecionales o gestión discrecional de carteras, son un instrumento de inversión que está muy de actualidad. Se constituyen como alternativa a los fondos de inversión y, dentro de estos, a los “fondos de fondos” o “fondos perfilados”, que son fondos de inversión que invierten en otros fondos de inversión, en lugar de invertir directamente en acciones o valores.

¿Pero que son exactamente las carteras gestionadas y que les diferencia de los fondos de inversión perfilados?

Una cartera vendría a ser como una “cesta” en la que se incluyen diferentes tipos de activos financieros: acciones, bonos, liquidez, fondos de inversión, etc.

Las carteras gestionadas son un servicio que ofrecen las entidades financieras a los ahorradores e inversores para invertir su dinero en su nombre. Esta inversión se realiza en función del perfil de riesgo del cliente, determinado en función el test de idoneidad que se le realiza, así como en función de los objetivos y las metas que desea conseguir con ese ahorro inversión el cliente. Cada cartera se invierte en un conjunto de fondos de inversión, que pueden ser fondos de la gestora de la propia entidad financiera o de terceros como gestoras independientes. En las carteras gestionadas el cliente invierte directamente en los diversos fondos que componen la cartera.

El cliente autoriza al banco a que gestione en su nombre esa cartera de fondos y vaya haciendo los cambios en la composición de la misma que considere convenientes, siempre dentro de los límites del perfil de riesgo elegido por el cliente. Por lo tanto, no están posicionadas en un único fondo, sino diversos fondos que entre los que se van cambiando las posiciones a lo largo del tiempo. Ayuda al cliente a definir “su propia estrategia de inversión” más personalizada.

¿Qué otras diferencias existen entre las carteras gestionadas y los fondos perfilados?

  • En las carteras gestionadas el cliente contrata directamente los fondos que componen la cartera y no de modo indirecto, como sucede con los fondos de fondos.
  • Comisiones cobradas: En las carteras gestionadas se paga una comisión explícita por la gestión de la cartera, que está sujeta a IVA. Adicionalmente se pagan las comisiones de gestión y depositaría correspondientes de los fondos en los que invierte la cartera, que se aplican sobre el valor liquidativo de los fondos. En cambio, en los fondos perfilados se va descontando diariamente del fondo la comisión de gestión y el resto de costes de esos “fondos de fondos”. En estos no hay IVA porque no hay pago explícito.
    Por lo tanto, las carteras perfiladas se caracterizan por la transparencia, ya que en estas se separa lo que el cliente paga por el asesoramiento del coste de gestión de los fondos que componen la cartera. En ambos casos, el coste total dependerá de la suma entre una y otras comisiones aunque suelen ser similares.
  • Comparación de los resultados. El fondo perfilado es fácil de medir, porque hay un valor liquidativo que seguir, y se puede comparar su evolución con la de productos similares. En las carteras gestionadas el inversor conoce cómo está comportándose su cartera, pero no hay una información pública de comparación (por ejemplo, con otras carteras) que se pueda mirar.
  • Flexibilidad y herramientas que disponen sus gestores: en los “fondos de fondos” el gestor puede cambiar con rapidez la cartera y hacer movimientos sin embargo en las carteras de gestión discrecional hay que ir haciendo periódicamente los traspasos de unos fondos a otros a los clientes.
    En un fondo perfilado el gestor podría, por ejemplo, tomar la decisión de proteger la cartera comprando derivados tras conocerse una mala noticia que vaya a tener efectos negativos a corto plazo para los mercados y el gestor de la cartera lo que podrías, en ese caso, sería traspasar su dinero a fondos de liquidez o de retorno absoluto.
  • El riesgo de insolvencia es mínimo tanto en las carteras gestionadas y en los fondos perfilados como en cualquier fondo de inversión, porque los fondos están fuera del balance de las entidades que los gestionan.

Fiscalidad de las carteras gestionadas

Es igual que la de cualquier fondo de inversión. No tributan por las plusvalías mientras no se proceda a realizar reembolsos o rescates, aunque se vaya traspasando el dinero de unos fondos a otros. Una vez que se realizan esos reembolsos se aplica la correspondiente retención por las plusvalías (ganancia total por la diferencia entre precio de compra y precio de venta) y hay que declararlo en la Renta. Actualmente el tipo aplicable es el 19% hasta 6.000 euros de plusvalía, el 21% entre 6.000 y 50.000 euros, y el 23% a partir de 50.000 euros.

Conclusiones

Un fondo perfilado es una solución que se ofrece al cliente con un asesoramiento sencillo. Las Carteras Gestionadas es la solución que se puede ofrecer al cliente que busca una solución personalizada y que le permita el seguimiento detallado de su inversión.

Cada inversor es único y deberá elegir aquella solución que mejor se adapte a sus necesidades. En ambos casos no debe preocuparse por cuándo es momento de invertir o desinvertir. Tanto las carteras gestionadas como los fondos perfilados son soluciones completas y flexibles, gestionadas por profesionales que van ajustando su posicionamiento a las condiciones de riesgo cambiantes del mercado.

Rentabilidades pasadas no garantizan rendimientos futuros.
Como en cualquier otro producto de inversión, invertir en fondos y/o planes de pensiones implica asumir un determinado nivel de riesgo. Cada fondo/plan de pensiones, en función de sus características específicas y de los activos en los que invierte, implica un nivel de riesgo y, en todo caso, la posibilidad de incurrir en pérdidas sobre el capital invertido. Puedes consultar los riesgos específicos de cada vehículo en el folleto disponible en www.bbvaassetmanagement.com

La lectura de este artículo, junto con Asset allocation a lo largo del ciclo de vida. Implicaciones en fondos de inversion y Ciclo de vida del inversor y ciclo de vida de la inversión , será válido por 1 hora de formación continua para la recertificación EIA, EIP, EFA, EFP, CFA y CAd. Puedes encontrar el test en la página de EFPA España y en la página de CFA Society Spain .