Artículo

Tengo un plan de pensiones al que no aporto. ¿Cómo puedo sacarle partido?

BBVA AM España

15 de enero de 2020

Las aportaciones a planes de pensiones pueden retomarse en cualquier momento. Deberás asegurarte de que tu plan sigue siendo adecuado para tu perfil de riesgo actual.

Una de las ventajas de los planes de pensiones es la flexibilidad en su régimen de aportaciones. Éstas son totalmente voluntarias y pueden realizarse:

  • De forma puntual, en cualquier momento, sin periodicidad determinada.
  • De forma periódica, que puede ser mensual, trimestral, semestral, etc. Las aportaciones pueden automatizarse, de tal modo que en fecha elegida por el partícipe se realicen aportaciones sin que éste tenga que hacer nada. Por ejemplo, se puede dar la orden de que todos los primeros de mes se aporten 100 euros a un plan de pensiones. Este régimen de aportaciones puede ser modificado o cancelado en cualquier momento. 

¿Qué forma de aportar es más adecuada? No son modalidades excluyentes, pudiendo compaginar perfectamente ambas, siempre que no se exceda el límite anual, que para territorio común está establecido en 8.000 euros. Sin embargo, las aportaciones periódicas tienen dos importantes ventajas:

  • Se diversifica el riesgo, al conseguir un precio medio de compra de varias pequeñas aportaciones en lugar de una sola aportación por un importe más elevado, en la que se estará más sujeto a los vaivenes del mercado.
  • De cara al esfuerzo de ahorro y la planificación financiera, programar aportaciones periódicas es una forma de obligarse a ahorrar sin caer en excusas o en olvidos.

Reactivando tu plan de pensiones parado

En el largo camino del ahorro para la jubilación, es posible que en algún momento interrumpieses tus aportaciones puntuales o que realizases aportaciones esporádicas que abandonaste tiempo atrás. Nunca es mal momento para retomar hábitos de ahorro, especialmente el de la jubilación, cada vez más necesario y que además te proporcionará interesantes desgravaciones fiscales a través de las aportaciones que realices.

Si vas a retomar las aportaciones a tu plan de pensiones, toma nota antes de estos tres consejos:

  • Analiza si el plan de pensiones, que en su día suscribiste por ajustarse a tu perfil de riesgo, sigue respondiendo a tus necesidades. A medida que se acerca la jubilación, el riesgo que debe asumir un partícipe de planes de pensiones disminuye. Si tu plan es demasiado decidido respecto al riesgo, plantea un traspaso a un plan con un perfil de riesgo más moderado. El traspaso no tendrá coste ni impacto fiscal alguno.
  • Vuelve a analizar las posibilidades de desgravación que tienes a través de las aportaciones. Éstas reducen la base imponible de IRPF con un límite, que es la menor de las siguientes cantidades: 8.000 euros o el 30% de los rendimientos del trabajo y/o actividades económicas. No se suele recomendar realizar aportaciones superiores al importe que se puede desgravar.
  • Establece un plan de aportaciones periódicas que te permita alcanzar en tu jubilación el capital necesario para llevar el nivel de vida que deseas. ¿Cómo saber cuánto necesitas ahorrar para tu futura jubilación? Muy fácil, en solo un clic a través del Simulador de Aportaciones.

La gama de planes de pensiones BBVA se adapta a todos los perfiles de inversión. Descúbrela y comienza a planificar tu futura jubilación desde ya.

¿Tienes dudas con fondos de inversión o planes de pensiones?

Contáctanos para fondos de inversión
Contáctanos para planes de pensiones